CANAL VIDEOS CAJAS FUERTES

CANAL VIDEOS CAJAS FUERTES
videos cajas fuertes

viernes, 18 de abril de 2008

EL GRAN ROBO DE NIZA ABRIERON 4.000 CAJAS DE ALQUILER

Lo que sí llama profundamente la atención en esta ciudad es el siguiente episodio de su historia reciente. En este tranquilo espectáculo frente al mar ocurrió el mayor robo de la historia de Francia. En 1976, durante la semana santa, un grupo liderado por Albert Spaggiari, un ex mercenario del grupo ultra derechista francés OAS, logró el robo perfecto. Spaggiari tenía un grupo de nueve hombres muy calificados pero faltaba un experto en túneles. Este figuraba preso en Marsella, así que previa promesa de parte del botín, la mafia Marsellesa lo dejó escapar. Así se completaba la banda más tarde conocida como “Las Ratas de la Alcantarilla”. Estuvieron más de nueve semanas cavando sin que nadie se diera cuenta. Los trabajos de obras públicas que se hacían en la superficie sirvieron de cortina de humo para los ladrones que avanzaban a un ritmo de 15 centímetros diarios. Finalmente, el viernes santo, llegaron a la caja fuerte de la principal sucursal del banco Societè Generale. Tenían tres días para trabajar con la garantía que estaría cerrado.
La bóveda era de hormigón armado, con paredes de 30 centímetros de ancho y una puerta de 20 toneladas. Era tan impenetrable que lo especialistas habían renunciado a ponerle sistemas eléctricos de seguridad. Dieciséis horas estuvieron batallando hasta poder acceder a ella. Abrieron una a una las cuatro mil cajas de seguridad con joyas, efectivo, bonos del estado y al portador. También encontraron fotos comprometedoras de respetables figuras de Niza, con las que empapelaron toda la bóveda. Discriminaron entre los ahorros y objetos de clientes adinerados y se llevaron el dinero de estos últimos, un botin estimado en 18 millones de dólares de aquellos años. Por que sin pensarlo dieron con el depósito nocturno que contenía otros tantos millones. Pero antes, Spaggiari mandó a unos de sus hombres a comprar comida, cocinaron y celebraron dentro de aquel lugar durante un día entero. Al entrar la policía encontró restos de vino, quesos y paté fois y un rayado escrito por Spaggiari que decía “Sin armas, sin odio y sin violencia”.La policía comenzó una de las búsquedas más violentas emprendidas en aquella época hasta que finalmente dio con dos miembros de la banda que delataron a Spaggiari. Eso, sumado a las denuncias de la celosísima esposa que había llamado a la policía para descubrir dónde se perdía su marido cada noche. Lo interrogaron por más de 36 horas sin que se le moviera un músculo. Días antes del juicio pidió entrevistarse con el juez a quien procedió explicarle con lujo de detalle la hoja de ruta del robo. Luego, mientras se dirigía al banquillo, giró súbitamente hacia la ventana, saltó, cayó sobre un auto que dejó abollado y se escapó en una moto que lo esperaba encendida. Nunca más se supo de él. Sólo que mandó un giro postal con dinero al dueño del auto. Años después escribió su autobiografía bajo pacto de confidencialidad con la editorial, donde juraba haber cedido el dinero del robo a los oprimidos de Yugoslavia, Italia y Portugal.

1 comentario:

Carlos Andrés dijo...

ese tipo si supo utilizar su inteligencia ¡que genio!